Pilotos

ALFREDO NAJRI


UN ADICTO A LA ADRENALINA


 

Desciende del tráiler un Lexus IS 2010, y entendimos que se venía un show en la pista Sunix de Las Américas. Un team completo lo acompaña, cubriendo todos los detalles de su vehículo modelo tracción trasera que ha servido como cómplice desde el 2012 hasta esta fecha para este piloto de alto rango de competencia.

La máquina enciende, un sonido ensondecedor se deja colar en los Pitt, todo está listo para disfrutar una tarde de prueba, próxima a una de las fechas previstas del campeonato de la DTS. La destreza al volante empieza y la máquina vuela en el circuito.

Luego de unas vueltas en el circuito, el equipo de Mecánica Hot, lo esperó en showroom de Delta Comercial, donde Alfredo Najri empezó este diálogo abierto sobre su vida.

¿Qué te motiva a ser piloto?
La inspiración que recibí de mi padre quien era corredor en la antigua pista la Cumbre. Él compitió hasta el año 1982, y lo acompañaba a las carreras, También viene de todos esos veranos de trabajo en el taller y almacén de repuestos donde conocí todos los componentes de un carro.

¿Cuándo iniciaste tu carrera?
Inicié mi carrera de piloto en 2000. Lo primero que corrí fue un carro de dragueo al ¼ millas, Era un Toyota Célica 6 cilindros, tenia 1,286 caballos de fuerza y que recorría el trazado en 7.3 seg. @ 190 millas por horas. (304KPH).

¿Qué recuerdas del draggeo?
Me gustaba muchísimo, un carro con tanta potencia requiere una concentración máxima, y esas sensaciones de controlar esa potencia es indescriptible. Con ese carro logré ser campeón en el 2010, y competí en Puerto Rico, donde tuve record personal y record de un import Dominicano por varios años.

¿En que año cambias a circuito?
Siempre tuve curiosidad por el circuito, ya que eso fue lo que viví con mi padre. Cambié a circuito en el 2012, y con mucho trabajo gane el campeonato y novato del año. Creo que hasta el día de hoy, no existe un equipo que haya ganado el campeonato en su primer año de competencia con un piloto novato en la DTS.

¿De qué está compuesto el Lexus que corres?
Este carro es muy especial. Ha sido modificado completamente para las carreras y ser más competitivo en la pista. Ese carro venía con una transmisión automática y le adaptamos una transmisión secuencial de seis velocidades, así como también sensores por todos lados y obviamente ese carro viene de fábrica con un motor 6 cilindros. La categoría que corro no lo permite y tuvimos que adaptar un 4 cilindros, suspensiones y frenos grande y además de bajarlo de peso para ser más competitivos y lograr velocidades hasta de 200KPH.

¿Cómo vives el día a día de la pista?
Dedicación, práctica y condición física, también siempre trato de rodearme de gente que sepa más que yo. Y por eso ahora estoy trabajando con Pierre Kleinubin piloto Pro en Estados unidos. Que me ayuda a seguir mejorando mi técnica de manejo.

¿Cómo describes la pista del Circuito Dominicano?
Pequeña pero muy técnica, es compacta aunque tiene sus trucos y es muy divertida con 2.6 Kilómetros de largo, pero requiere de mucha práctica para dominarla y consta de dos o tres sectores que si no lo haces bien te dañará la vuelta.

¿Cómo es la preparación para las competencias, alguna técnica específica?
Realmente no tengo ninguna técnica específica, se necesita una gran concentración en la competencia y la certeza de que hay 10 o 15 personas intentando llegar a la meta en menor tiempo que tú, se necesita la condición física para superar las alta temperatura producto de la transferencia a cabina del calor emitido por el motor y la transmisión, con la consciencia de que el cansancio físico y mental lleva a cometer errores que puede provocar un accidente y dañarse la carrera uno mismo o a la competencia y claro a esas velocidades nadie quiere tener un accidente.

¿Quiénes integran el team mecánico?
El equipo que me asisten son 3 mecánicos seleccionados de la Delta y también nos acompaña Roberto Molina, costarricense que se encargó desde el 2011 de construir el carro.

¿Es dura la competencia en República Dominicana?
Si claro, aquí hay grandes pilotos locales, he tenido grandes batallas con diestros corredores de 8 a 10 vueltas mano a mano que han sido excelente en pistas, entre los que puedo citar: Hermanos Leroux, Quico Cabrera, Harold Robles, Pedro Sued, Máximo Serraf, Tonino Aybar. Y existen buenas rivalidades, el que no ha ido a una competencia a ver esto, se los recomiendo. Durante mis años en el dragueo recuerdo que uno de mis más fuertes rivales fue un Camaro v8 que siempre fue una batalla hasta el final

¿Cómo conectas tu familia con las carreras?
-Siempre he recibido el apoyo incondicional de mi padre y madre, de quien heredé esta pasión. Posteriormente, mi esposa con mucha paciencia y apoyo, ha respaldado mi carrera de piloto y finalmente mi hijo de apenas tres años que es mi gran motivación, lo veo con mucha intenciones de querer explorar el volante, y claro mis hermanos y hermanas que también me apoyan en estas locuras mías.

¿Actualmente qué sponsor tienes?
Mi mayor patrocinador es la Delta Comercial pero cuento además con Wendy’s, United Petroleum, Mobile 1. Que gracias a ellos puedo disfrutar una de mi grandes pasiones.